Los cocineros reivindican una asignatura escolar de alimentación y nutrición

El pasado día 21, eldiario.es publicó un artículo que refleja la necesidad de educar a nuestros niños respecto a la alimentación y la nutrición.

El 26 % de los niños españoles sufre sobrepeso y un 19 % obesidad, efecto del paulatino abandono de la dieta mediterránea y el sedentarismo. Algunos de los mejores cocineros de España han abogado hoy por instaurar una asignatura escolar de alimentación y nutrición para enseñar a comer sano.

Martín Berasategui, con seis estrellas Michelin repartidas en tres de sus restaurantes, ha abogado por combatir los errores alimenticios en las escuelas, con la incorporación de una asignatura sobre alimentación, nutrición y dietética.

Luego serían ellos los que educasen a sus padres“, ha dicho a Efe el chef vasco, que hoy ha participado en el I Congreso Internacional de Gastronomía y Nutrición, celebrado en Madrid.

“Me gustaría que los niños crecieran de forma distinta a la nuestra, que tuvieran información para saber por qué les perjudica la bollería industrial y les benefician las verduras. Me parece una torpeza terrible no atajarlo”, ha añadido Berasategui.

En la misma línea, Joan Roca, de El Celler de Can Roca —considerado actualmente el mejor restaurante del mundo—, ha opinado que “las instituciones tienen que ayudar, intentando que en las escuelas se hable de nutrición y de alimentación y se les enseñe a elaborar los platos para que participen en casa”.

Y no sólo en los centros educativos, sino también en el ámbito doméstico, donde ha reseñado la “responsabilidad” de los cocineros que tienen programas en radio y televisión “desde donde divulgan cómo hacer una receta más saludable”.

“Las madres no nos han cocinado bien las verduras”, ha apuntado Rodrigo de la Calle, impulsor de la revolución verde y la gastrobotánica para dar protagonismo al mundo vegetal, y ha abogado por la creatividad para incorporarlos incluso en los postres, como él hace con el tomate, el pepino o las setas en el Hotel Villamagna de Madrid.

También ha hecho hincapié en la vertiente educativa: “Deberíamos empezar por los colegios. Hay que formar a los cocineros de los comedores escolares para que dejen de poner salchichas, fritos, purés de sobre y verduras congeladas”.

Adolfo Muñoz, del Grupo Adolfo (con restaurantes en Madrid y Toledo), ha defendido, en declaraciones a Efe, que España sería “un país enorme” si educase en alimentación “desde los colegios” y ha instado a usar la imaginación para que los niños coman verduras y hortalizas, “como unas croquetas de zanahoria o de remolacha”.

Elena Arzak ha afirmado que la educación nutricional “es básica para niños y cocineros”, mientras que la “masterchef” Samantha Vallejo-Nájera, propietaria del cátering Samantha de España y madre de cuatro hijos, ha opinado que la educación alimentaria de los niños corresponde a los padres, pero también a los colegios, donde ha reclamado además menús más equilibrados.

Quique Dacosta, con tres estrellas Michelin en su restaurante homónimo en Dénia (Alicante), ha compartido sus estrategias alimentarias para con sus dos hijos: para ellos cocina tapas variadas, convirtiendo la cena “en un momento lúdico y divertido” donde una crema de guisantes es “crema de cocodrilo”, y la de colifor, “crema de nieve de Navidad”.

“Hay que llenar la mesa de fantasía para competir con la industria alimenticia, sus payasos y sus juguetes. Llevarlos a los mercados a comprar la fruta y la verdura, porque se familiarizan con esto; plantar algo que puedan recolectar en el balcón”, ha añadido.

Además, el presidente de la Fundación Española de Nutrición, el doctor Gregorio Varela, ha lamentado el “alejamiento de la dieta mediterránea” y la “pérdida de habilidades culinarias, porque la gente joven cocina cada vez menos”.