Jornada de pacientes en Salamanca

La Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF) en colaboración con la Unidad de Lípidos del Complejo Asistencial de Salamanca ha realizado este fin de semana 110 diagnósticos genéticos para prevenir la hipercolesterolemia, una patología que afecta a uno de cada 400 salmantinos.

“Lo que hacemos es buscar a una persona que tenga hispercolesterolemia y analizar genéticamente a sus familiares, debido a que es una patología hereditaria desde que se manifiesta en el 50% de la descendencia”, señala  el presidente de la Fundación, Pedro Mata

Una vez analizados los pacientes, los que tengan que ser vigilados tendrán un seguimiento para controlar su colesterol y prevenir de este modo posibles patologías asociadas como enfermedades cardiovasculares, en especial el infarto de miocardio. La hipercolesterolemia es un trastorno genético causado por un defecto en el cromosoma 19. El defecto hace que el cuerpo sea incapaz de eliminar el colesterol “malo” de la sangre. Esto provoca niveles altos de colesterol LDL en la sangre, lo cual hace que uno sea más propenso a presentar estrechamiento de las arterias a temprana edad. Aquellas personas con hipercolesterolemia familiar tienen mayor probabilidad de tener antecedentes familiares de colesterol alto y cardiopatía a una edad más temprana.

La próxima jornada será en Burgos, el fin de semana del 10-11 de noviembre.