Los pacientes cumplen más su terapia con estatinas si ven el daño cardíaco

Los pacientes que observan imágenes de sus corazones y ven por sí mismos la acumulación de calcio en las paredes de sus arterias cumplen mejor el tratamiento con fármacos para combatir el colesterol y son más propensos a bajar de peso, informaron investigadores. El hallazgo se obtuvo de dos estudios presentados en las sesiones anuales del Colegio Estadounidense de Cardiología, en Chicago.

Los expertos tomaron imágenes de los corazones mediante tomografías computarizadas con registro de calcio arterial coronario (CAC), un test que emplea un tomógrafo para tomar fotografías detalladas del músculo cardíaco.

Los especialistas dijeron que aquellas personas con enfermedad más avanzada que veían imágenes de su corazón eran 2,5 veces más propensas a tomar sus estatinas como se les había indicado y más de tres veces más proclives a bajar de peso, comparado con quienes se habían sometido a la prueba y podían ver poca o nula evidencia de la enfermedad.

“Más allá del valor diagnóstico y predictivo de la tomografía computarizada cardíaca, es también muy beneficiosa en términos de motivar a las personas a seguir conductas que sabemos que provocan una reducción de la mortalidad y morbilidad cardiovasculares”, dijo el doctor Nove Kalia, uno de los investigadores principales de ambos trabajos.

Más obedientes

Tomar estatinas y adoptar mejores estilos de vida, como una dieta más saludable y ejercicio, puede tener un impacto enorme sobre la salud cardíaca de un paciente. “Lo más interesante es que cuanto mayor era el registro de calcio de una persona, más propensa era a ser obediente”, dijo Kalia.

Mientras que otros estudios examinaron el impacto que puede tener ver imágenes del corazón sobre la conducta, estos son los primeros trabajos a gran escala que corroboran hallazgos similares en otras investigaciones.

Uno de los estudios que observó el cumplimiento del tratamiento con estatinas incluyó a 2.100 personas. Y halló que la obediencia era menor entre quienes tenían un registro de CAC de 0, lo que indica un nivel escaso o nulo de enfermedad. Quienes tenían los registros más altos, eran más propensos a cumplir con el tratamiento.

Tendencias similares se hallaron en un estudio sobre pérdida de peso con 518 pacientes, dijeron los investigadores. La modificación de la conducta fue menor entre los pacientes con escasa evidencia de enfermedad, y mayor entre quienes tenían altos registros de CAC, lo que refuerza el dicho popular de “ver para creer”.

“Con el mayor uso de la toma de imágenes no invasiva, parece que ya tenemos una herramienta para ayudar a motivar a los pacientes a ser obedientes”, dijo Kalia, quien agregó que se necesitan más estudios para confirmar los hallazgos y observar cómo una mejor adherencia a la terapia mejora los resultados.

Fuente: Reuters Health