Principales mitos que actualmente rodean al colesterol

Existen datos significativos que muestran que un colesterol elevado aumenta el riesgo de ataques cardíacos, incluidos datos de estudios observacionales a gran escala en un millón de personas y estudios genéticos en 250,000 personas. Reducir el colesterol con medidas dietéticas y otros hábitos de vida saludables, además de tratamiento farmacológico en las personas que los necesiten, reduce el riesgo cardiovascular.

A pesar de la evidencia de la asociación de niveles elevados de colesterol con el riesgo de presentar una enfermedad cardiovascular, todavía existen mitos sobre el papel del colesterol en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

El colesterol no causa enfermedades del corazón

Hay pruebas significativas de que tener un colesterol elevado aumenta el riesgo de ataques cardíacos, incluidos datos de estudios observacionales a gran escala en un millón de personas y estudios genéticos en 250,000 personas. Reducir el colesterol con medidas dietéticas y otros hábitos de vida saludables, además de tratamiento farmacológico en las personas que los necesiten, reduce el riesgo cardiovascular.

“Mi colesterol es normal”

No hay una cifra exacta que se considere como normal. La relación entre el colesterol y el riesgo cardiovascular es lineal y también depende de otros factores de riesgo asociados (tabaco, hipertensión, sobrepeso y diabetes entre otros). Sin embargo, si el nivel es más bajo (inferior a 200 mg/dl) el riesgo de enfermedad cardíaca también sería menor.

El hecho de que algunas dietas bajas en grasa no reduzcan el riesgo de enfermedad cardíaca sugiere que el colesterol no es importante

Los estudios de dieta son complejos y necesitan un número muy importante de personas y mantenerse durante un periodo de tiempo suficientemente largo para lograr una diferencia significativa en los resultados. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del colesterol en el cuerpo es producido por el hígado y no a través de la dieta. Por lo tanto, los datos de estos estudios no sugieren que el colesterol no sea importante.

El daño de las estatinas supera los beneficios

Existe una evidencia significativa que indica que esto es falso. Los análisis más numerosos realizados en alrededor de 250,000 personas con periodos largos de seguimiento muestran que las estatinas son seguras y eficaces para reducir la enfermedad cardiovascular. Esto indica que los beneficios claramente superan los efectos potencialmente secundarios, que son mínimos y que generalmente mejoran con la interrupción del fármaco.

El colesterol muy bajo puede ser dañino

Según los datos que tenemos de los niños en su primer año de vida y de los primates, los niveles de colesterol extremadamente bajos son compatibles con la salud y el desarrollo normal del cerebro, así como de la producción de hormonas dependientes del colesterol.

En resumen, existe mucha confusión en torno al colesterol de la dieta y los medicamentos que reducen el colesterol. Si bien es bueno realizar una dieta saludable, puede no ser suficiente en aquellos pacientes que ya están en los grupos de alto riesgo, como los que tienen una Hipercolesterolemia de origen familiar o una enfermedad cardíaca establecida.

Fuente: Fundación HF