La hipercolesterolemia familiar busca estrategia

Hay consenso regional, estudio económico favorable, apoyo del Senado, registro nacional y visibilidad en la UE.

Diario Médico (DM) publica esta semana una noticia muy esperada para las Familias con Hipercolesterolemia Familiar: El SNS podría contar a corto- medio plazo con un Plan Nacional de Detección de la Hipercolesterolemia Familiar. Una iniciativa que viene cociéndose varios años y que por fin podría estar a punto de cristalizar.

Los promotores, la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF), cuentan con el apoyo (tras varias reuniones) de las autonomías, que ven la idea con buenos ojos. Hay otros factores que hacen pensar que puede llegar a buen puerto, según explica Pedro Mata, presidente de la FHF. Ya cuenta con la aprobación de una Proposición no de Ley en el Senado, impulsada por el PP, para que el plan salga adelante.

Ahorros y costes

Además, el estudio económico que acompaña a la presentación de la iniciativa habla de un coste social neto de 7 millones de euros en 10 años, con ahorros directos de 6,9 millones en reducción de problemas cardiovasculares.

Según explica Pablo Lázaro, economista de la salud y coordinador del estudio económico (puesto en marcha a petición de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio), los ahorros indirectos casi alcanzarían 18 millones por ganancia de productividad laboral. En todo caso, hay que tener en cuenta un aumento inicial de costes de casi 25 millones, en test genéticos y mejores terapias derivadas.

Más posibles puntos a favor. El Parlamento Europeo organizó a principio de mes una jornada “de la que España salió como modelo a seguir” tras presentar el estudio económico y el registro nacional, que ya incluye 4.145 personas de 771 familias de toda España.

El último empujón a la iniciativa se produjo el viernes, en Valladolid. El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, presentó el Plan de Detección de la HF de la comunidad, “pionero en España y en el mundo”, según Mata.

La primaria, clave

El plan castellanoleonés tiene la singularidad de la participación del médico de Familia, fuente de la petición de la prueba genético. De hecho, esta iniciativa se basa en la citada proposición no de ley aprobada por el Senado, que tiene como fin lograr la estrategia nacional.

La participación del médico de primaria es fundamental en el plan regional, y lo sería en el nacional. Mata señala a DM que la mitad de las comunidades autónomas están impulsando la detección genética de las familias con hipercolesterolemia familiar (entre ellas, Madrid, Cataluña, País Vasco, Asturias, La Rioja, Navarra…). Sin embargo, matiza que “no existe un programa homogéneo y la detección en cascada familiar es escasa”.

Diez años de registro

El registro prospectivo que existe a escala nacional se ha llevado a cabo con el apoyo del Instituto de Salud Carlos III y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC). El programa nacional de detección de la HF en cascada familiar, para alcanzar el registro, se puso en marcha en 2004 en colaboración con 26 hospitales del SNS y como parte de un proyecto de investigación traslacional para mejorar el cuidado de la HF, conocido como Safeheart (Spanish Familial Hypercholesterolemia Cohort Study).

Diez años después, la presentación el viernes de la estrategia de Castilla y León se ve como un primer paso hacia una estrategia nacional. Mata ha dicho a DM que el consejero Sáez Aguado llevará próximamente al Consejo Interterritorial la petición de un plan de hipercolesterolemia familiar para todo el SNS. Vistos los apoyos antes explicados, la iniciativa tiene papeletas para finalmente cristalizar en 2015.

FUENTE: Diario Médico