El IPN investiga propiedades del garbanzo contra colesterol y cáncer

Según una información publicada en el diario mexicano Criterio, un grupo multidisciplinario de investigadoras del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla un alimento a base de garbanzo que podría reducir el índice de colesterol y triglicéridos en la sangre, así como ser auxiliar en el tratamiento del cáncer de colon.

El proyecto está a cargo de las investigadoras Leticia Garduño Siciliano, Christian Jiménez Martínez, Isela Álvarez González y Xariss Sánchez Chino de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) quienes buscan separar las proteínas del garbanzo para optimizar sus propiedades antioxidantes y reductoras de grasa en la sangre.

En un comunicado, señalaron que para que dichas propiedades de la leguminosa surtan un efecto óptimo en el organismo, un ser humano tendría que consumir un kilo de garbanzo al día, por ello buscan crear un producto que sea funcional.

Garduño Siciliano explicó que experimentaron con dos grupos de ratones, el primero de ellos con una dieta libre de grasas y el segundo recibió una dieta rica en colesterol.

“Les administramos los péptidos (proteínas) en diferentes concentraciones y pudimos comprobar que en ambos casos se redujeron las lipoproteínas de baja densidad, de modo que se normalizaron los niveles de colesterol de los ratones que los tenían elevados y se mantuvieron dentro de las cifras normales los animales con dieta libre de grasas.

“Ello permite comprobar que el compuesto, además de contribuir a la reducción de lípidos en la sangre, ayuda a conservar la salud”, afirmó.

La especialista de la ENCB indicó que de acuerdo con los resultados obtenidos decidieron administrar los péptidos a ratas con de cáncer de colon, con el que trabaja la Isela Álvarez.

Después de administrar el péptido una vez al día, durante siete días, notaron que las criptas aberrantes (lesiones propias del cáncer de colon) disminuyeron significativamente.

Garduño Siciliano indicó que el resultado “nos dio esperanzas y marcó la pauta para realizar estudios más profundos que nos permitan comprobar cuál es el mecanismo de acción de los péptidos bioactivos y, de esa forma, tratar de estandarizar la dosis que se requiere para bajar niveles de colesterol y triglicéridos y para tratar cáncer de colon”.

Fuente: http://www.criteriohidalgo.com/notas.asp?id=145831 (Enlace no disponible)