Los niveles de colesterol en la edad media predicen un tipo de Alzheimer

Principalmente los procesos neurodegenerativos, así como los vasculares contribuyen a la demencia. El diagnóstico más común para la demencia progresiva es probablemente enfermedad de Alzheimer. Los estudios más extensos han promovido la idea de la enfermedad de Alzheimer como una manifestación vascular y por tanto el Alzheimer esporádico de comienzo tardío se considera ahora como una condición potencialmente prevenible.

Se ha sugerido que el Alzheimer puede predecirse a través de los factores de riesgo de ateroesclerosis cardiovascular. Además, la demencia de comienzo tardío, incluyendo el Alzheimer se ha relacionado con la existencia de factores de riesgo a edades medias como son la hipercolesterolemia, la hipertensión arterial, el fumar, la inactividad física, la obesidad, el infarto cerebral y la diabetes.

Sin embargo se han publicado resultados mixtos en relación con predictores potenciales probablemente debido a la variabilidad clínica de la demencia en edades avanzadas. Esta heterogeneidad se controló en el Estudio de hombres de negocios de Helsinki (HBS) utilizando finlandeses inicialmente sanos del mismo sexo y con un nivel socioeconómico similar (nivel alto). Se estudiaron 3309 varones  nacidos entre 1919-1934. El estudio HBS comenzó en 1964, investigando la relación entre los factores de riesgo de ateroesclerosis cardiovascular en edades medias de la vida, en relación con la demencia en edades avanzadas durante un periodo de 49 años en los que se produjeron 1911 fallecimientos.

Se diferenciaron los tipos de demencias y los pacientes se categorizaron según los siguientes grupos: “Enfermedad de Alzheimer Pura (EA)” (enfermos diagnosticados de Alzheimer sin signos de Enfermedad Cardiovascular (ECV), n=93), “Enfermedad de Alzheimer con ateroesclerosis cardiovascular concomitante, (n=126) y diagnosticados de demencia vascular (n=82).

Los resultados mostraron que los pacientes con Alzheimer y ateroesclerosis cardiovascular presentaban valores significativamente mayores en los niveles de colesterol. El grupo de pacientes con Alzheimer puro fue el que realizó un mayor uso de medicamentos contra el Alzheimer (71%). Los pacientes del grupo definido como demencia vascular fueron los que mayor uso hicieron de medicamentos para controlar la Hipercolesterolemia y la Diabetes.

Los niveles de colesterol, la presión arterial, el índice de masa corporal y el tabaco no estaban asociados con Enfermedad de Alzheimer o Demencia Vascular, pero el riesgo en el grupo de pacientes con Alzheimer y ateroesclerosis cardiovascular se relacionaba significativamente con los valores elevados de colesterol en edades medias. Así, un nivel de  colesterol superior a 250 mg/dl aumentaba el riesgo de Alzheimer en un 67% en comparación con los que presentaban valores bajos.

En conclusión, los niveles elevados de colesterol en la edad media de la vida se asocian con el desarrollo del tipo de Alzheimer con ateroesclerosis cardiovascular. Estos resultados confirman que “todo lo que es malo para el corazón también lo es para el cerebro”.

Fuente: Annals of Medicine 2017 FEB 2:1-30